Sobre nosotros

DSC_0501

DSC_0691

Director:

José Luis Muñoz de Luna López. Analista Técnico Financiero, Desarrollador de Sistemas de Trading y Trader Privado.

Nuestras Intenciones:

No son otras que INFORMAR, con el fin de poner al alcance de nuestros lectores la operativa intradiaria en los mercados de futuros ya que la  consideramos mucho más interesante y puede generar unos beneficios mucho mayores que la operativa tradicional. Y FORMAR con nuestro propio Sistema de Trading  Avanzado a todos aquellos usuarios que quieran hacer del Trading su profesión.

Las ventajas de operar con futuros.

La falta de información incluso la mala o errónea información que existe sobre la operativa en estos mercados, hace que normalmente la mayoría de inversores piensen que sólo sirven para cubrir paquetes de acciones, también porque a los brokers les interesa más que sus clientes trabajen en el mercado de contado ya que se les cobran mayores comisiones. Todo esto hace que muchos inversores desconozcan las ventajas que conlleva operar con futuros.

Veamos algunas de ellas:

Para operar con el futuro del Ibex 35 se necesita depositar unas garantías en el broker por medio del cual vayamos a operar. Estas garantías varían dependiendo del broker (pueden oscilar entre los 5000 € y los 12000 €). Con estas garantías podemos operar con el valor total del nominal. El valor nominal del futuro del Ibex se calcula multiplicando los puntos a los que cotiza el futuro por diez euros que vale cada punto. Por ejemplo para una cotización del futuro de 9000 puntos, el nominal serían 90.000 €.

Fijaros en la  ventaja que representa estar operando por valor real de 90.000 €, por unas garantías depositadas de entre 5.000 y 12.000 €. Cosa que para operar en el mercado de contado, con acciones, deberíamos depositar el 100% del dinero que vayamos a invertir, como en el ejemplo deberíamos depositar esos 90.000 € íntegros para comprar el paquete de acciones del valor en el que deseamos invertir.

Pasemos al tema de las comisiones:

Normalmente ocurre lo mismo que con las garantías. Dependiendo del broker que elijamos nos cobrarán más o menos comisiones, así como el número de operaciones que hagamos al año también pueden rebajar el precio de esas comisiones. Pero oscilan entre los 3 € y los 12 € de abrir la operación y los 3 € y los 12 € de cerrarla. Por lo tanto hablando de 90.000 € del valor nominal estaríamos hablando de unas comisiones entre el 0.004% y el 0.013%. Sin embargo las comisiones para un paquete de acciones de 90.000 € estará entre el 0.10 % y el 0.15% del valor total de nuestra inversión 90.000. Por lo que pagaríamos entre los 90 € y los 135 €. A eso debemos añadirle otros gastos que nos cobrarían por custodiar el depósito. Como veis la diferencia es abismal.

Operar al alza o la baja:

Una de las mayores ventajas es que podemos operar tanto al alza como a la baja. Podemos entrar comprando y salirnos vendiendo o entrar vendiendo y salirnos comprando. Veamos un ejemplo:

Como dijimos hemos depositado unas garantías para disponer de un contrato de futuros. Cada vez que entremos en el mercado ponemos ese contrato en compra o en venta  y para sacar ese contrato del mercado nos saldremos haciendo la operación contraria.

Si entramos comprados al precio de 7100 y nos salimos vendiendo ese contrato a 7150, habremos ganado 50 puntos que multiplicados por 10 € hacen un total de 500 €. También podemos entrar al mercado vendiendo un contrato a 7100 y salirnos comprando un contrato a 7050, con lo que habremos ganado también 50 puntos que multiplicados por 10 € hacen un total de 500 €.

Resumiendo se puede comprar barato y vender caro. Y se puede vender caro y comprar barato. En el mercado de contado, sólo podemos comprar barato para vender caro. Claro está, siempre que no entremos en el tema de compras y ventas a crédito que complican aun más el tema.

Otro de los puntos importantes es el de la fiscalidad:

Normalmente los que trabajamos en mercados de futuros somos operadores intradiarios, que normalmente no dejamos abiertas nuestras operaciones de un día a otro. Trabajamos en horario de mercado y cerramos nuestras posiciones antes de acabar la sesión. Por lo que hacemos un gran número de operaciones al mes.

La forma de tributar trabajando con futuros es básicamente el método de ingresos y gastos,  a las operaciones positivas le restamos las negativas y tributamos sobre ese resultado. Si la diferencia sale negativa podemos deducirla de las ganancias posteriores que tengamos en años venideros. Cosa que no ocurre en el mercado de contado si cerramos y abrimos posiciones en periodos inferiores a dos meses, no podremos computar las pérdidas derivadas de la transmisión de valores en ese periodo. Esa es la Ley antiaplicación que no se aplica en los mercados de futuros.

Aviso legal

  • La operativa en el mercado de futuros conlleva un alto riesgo, y puede ocasionar pérdidas superiores a las garantías depositadas.
  • Para operar en el mercado de futuros es imprescindible disponer de la información necesaria en tiempo real. Así como la formación y experiencia necesaria, en este tipo de mercados.
  • Ante todo estudio, análisis, sistema, prudencia y valor.
  • Las recomendaciones de esta página sólo son una ayuda para el operador. En ningún caso son una invitación a la operativa en este mercado.
  • El operador es el único responsable de las decisiones que tome a la hora de tomar posiciones en el mercado.
  • Por todo lo expuesto arriba, nosotros declinamos cualquier tipo de responsabilidad.